La preocupación como estrategia de control

LA PREOCUPACION COMO ESTRATEGIA DE CONTROL

por: La Sacha Psicóloga

La vida tiene cosas buenas y malas que no vemos venir. Creemos muchas veces que ciertas cosas a nosotras no nos van a pasar o al contrario, que todas las desgracias seguro que nos atacarán por ser nosotras y sucumbiremos ante ellas de un momento a otro… Pero a la hora de la verdad casi ninguna de nuestras expectativas se cumplen, ni a nivel individual ni a nivel social, todo esto es falso, incierto. Sólo son eso: expectativas y creencias. Hay pocas cosas en este mundo de las que podemos estar seguras, una es que todes vamos a morir algún día y que el Sol saldrá cada mañana, y poco más.

Es precisamente la dificultad para aceptar lo incierto lo que nos lleva a utilizar la preocupación como una estrategia de control.

El no saber qué va a pasar y la inseguridad que esta sensación nos crea, nos impulsa hacia la desesperación de querer controlar el futuro y anticiparnos como sea hacia un sinfín de probabilidades. Parece que necesitamos controlarlo todo, y más ante el desconocimiento y la espera de alguna noticia importante o peligro inminente. El no saber nos da la sensación de desamparo y de miedo a lo desconocido. 

Algunos de los comportamientos más evidentes de la  falta de tolerancia a la incertidumbre son:

• Evadir: ya que nos provoca mucha incertidumbre y ansiedad. Esto puede llevarnos a no asumir la responsabilidad de cuidado y precaución. 

• Revisar: hay una necesidad constante de informarse de todo lo referido al tema, buscando certezas.

• Buscar alivio y seguridad: hay quienes se pasan el día preguntando a familiares, amigos o incluso desconocidos, la misma cosa una y otra vez, pues les da sensación de seguridad. 

• Preocuparse: síntoma clave de intolerancia a la incertidumbre y, de altos niveles de ansiedad. Nos lleva a pasar todo el día dando vueltas a las cosas sin llegar a un fin razonable.

• Negarse a delegar: encargarse de todo para tener el control.

La realidad nos está mostrando que, la comodidad de la certeza no puede ser una necesidad, porque el mundo está lleno de imprevistos incómodos. Por lo tanto, si el grado de preocupación que estemos experimentando es indicador de cuanto toleramos la incertidumbre.


¿Qué podemos hacer?

Preguntarnos: “¿En qué pienso y qué hago cuando necesito tener mayor certeza sobre el futuro?”, luego describe estas sensaciones, ideas o experiencias lo mejor que puedas, te ayudará a verlas desde fuera y a distanciarte un poco.

Las preocupaciones son sólo pensamientos, podemos intentar distraer la mente para frenar las rumiaciones con actividades alternativas, como leer, ver una película, jugar con alguna de las múltiples aplicaciones que hoy en día nos ofrecen las nuevas tecnologías, en fin, la lista es muy larga. 

Confrontar al pensamiento, preguntando: ¿Puedo estar absolutamente segura sobre algo en mi vida? ¿Cuáles son las ventajas que obtengo al evitar o negar la incertidumbre?¿Cuáles son las desventajas de necesitar a toda costa el control de lo que sucederá? ¿De qué modo esto me provoca malestar emocional o ansiedad? ¿Tiendo a pensar que sucederán cosas malas porque siento incertidumbre? ¿Es razonable o lógico pensar así? ¿Qué probabilidades hay de que suceda algo neutral o positivo en mi vida? ¿Cuál es la probabilidad de que las cosas que estoy anticipando sucedan de verdad? Si las probabilidades no son muy altas, ¿podría vivir con ellas? ¿Hay algunos temas en mi vida en los que tengo un nivel de incertidumbre con el que puedo vivir tranquila? ¿Cómo enfrento esos temas? ¿Podría hacer lo mismo en situaciones en las cuales siento mayor dificultad para tolerar la incertidumbre?

Aceptar que la incertidumbre es parte de la vida y no buscar controlar ni tener seguridades es imprescindible en este momento.  

Artículo extraído del N°4 de la Revista de Camino Libre, leela y descargala gratis: https://caminolibre.org/producto/revista-n4-descarga-gratuita/

L a S a c h a P s i c ó l o g a
Autoconocimiento Femenino
Contacto: +5493854138742
@ L a S a c h a P s i c o l o g a

https://www.facebook.com/LaSachaPsicologa/?ref=br_rs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *